jueves, 30 de septiembre de 2010

Metro Valparaíso

El Metro Valparaíso, también llamado Merval, es el ferrocarril metropolitano urbano e interurbano, que cruza gran parte del Gran Valparaíso. Conecta a las comunas de Valparaíso, Viña del Mar, Quilpué, Villa Alemana y Limache, esta última fuera del radio urbano de la conurbación. Es administrado por Metro Regional de Valparaíso S.A., empresa filial de Ferrocarriles del Estado (EFE).

El servicio se inauguró 23 de noviembre de 2005, en una ceremonia que contó con la presencia del presidente Ricardo Lagos. Luego de un breve periodo de funcionamiento en "marcha blanca" (3 días), sus operaciones se iniciaron en plenitud el 24 de noviembre del mismo año.
Historia
Valparaíso ya contaba desde el siglo XIX con un sistema ferroviario de transporte de pasajeros, pero con el desarrollo de carreteras mas expeditas, la creciente competencia de los buses, la conurbación metropolitana entre las localidades que hoy componen el Gran Valparaíso y los grandes convoyes existentes hasta ese entonces, imposibilitaban la implementación de un sistema ferroviario idéntico al Metro de Santiago.

No obstante existe un precedente para la creación de un "metro" en la ciudad de Valparaiso; después del terremoto de 1906 que destruyó la ciudad, la compañía inglesa Chilean Electric Tramway & Light Co., proyectó una línea de metro bajo el centro de la ciudad, con estaciones subterráneas desde Barón hasta el Cementerio de Playa Ancha, para así diferenciar entre una línea férrea de transporte de pasajeros y otra que va por la costa sólo para carga. La compañía incluso estaba en conversaciones para comprar los paños de terrenos adyacentes a sus estaciones, en la entonces despoblada Playa Ancha, sin embargo, el alto precio de este proyecto y el desprecio hacia Valparaíso por parte del Presidente de la época, hicieron que la iniciativa fracasara, rechazando la otorgación del prepuesto al proyecto. Finalmente, se dio un prepuesto ínfimo para la reconstrucción de la ciudad. Sin embargo a finales de la década de los 90, en el siglo XX, surgió el debate respecto a si era hora ya de dotar a la región de trenes de última generación, pues desde 1983, Chile venía creciendo económicamente a tasas superiores al 7%.

Los trabajos se iniciaron en 1999, con la demolición de las estaciones de construcción sólida reemplazándolas por paraderos, y sólo remodelando la estación de Limache para los nuevos usos que posteriormente se le daría, homologándolas arquitectónica y funcionalmente. La construcción de un túnel de más de 5 kilómetros fue necesario para pasar bajo la superficie entre Caleta Abarca y el sector de El Salto en la comuna de Viña del Mar.

El primer automotor de la nueva flota arribó a Chile el 22 de febrero de 2005. El 30 de junio se hizo un acto de despedida de los antiguos Automotores Eléctricos Suburbanos (AES), construidos en Argentina por Fiat Concord. A las 12.45 horas se inició un recorrido "simbólico" que empezó en Valparaíso y concluyó en Limache. Así, estaciones, paraderos y el sistema de señalización cumplieron su última jornada.

Hay que mencionar que en 1986, en el sector de Queronque, un accidente ferroviario afectó a 2 Automotores Argentinos AES, uno con dirección a Santiago y el otro con dirección a Valparaíso. Esto se produjo a raíz de la destrucción del puente Queronque. Los trabajos y su rehabilitación dejaron sólo una vía en la sección Peñablanca - Limache. La falla en la comunicación entre estas dos estaciones produjo el lamentable suceso. El servicio fue suspendido por unos años y fue reiniciado luego en la temporada estival. Años más tarde el servicio de transporte de pasajeros entre Valparaíso y Santiago fue cancelado, siendo usada la vía sólo para trenes de carga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario