martes, 5 de octubre de 2010

RENFE SERIE 319

La Serie 319 de Renfe (originalmente 1900) es una serie de locomotoras diésel-eléctrica fabricada en los años 1960 por Macosa y General Motors, siendo GM el fabricante de los motores de 1977 CV que permitían a esta serie tener una velocidad máxima de 120 km/h. La serie original contó con 103 unidades que fueron entregadas entre los años 1965 y 1972. El diseño original de la serie era muy similar a la Serie 321 de Renfe aunque 10 unidades tenían un diseño americano con una única cabina de conducción.

A partir de 1980, esta serie comenzó a ser desguazada por el rendimiento deficiente de algunos componentes de la máquina. Debido a que el rendimiento del motor era muy bueno, se decidió mantener este y algunos otros componentes, de esta forma en 1982 RENFE adjudicó a Macosa la construcción de 20 nuevas locomotoras que aprovechaban algunos componentes de la serie original.

Tras el buen funcionamiento de estas primeras unidades, de la 319-201 a la 319-220, denominadas retales y con un frontal diferente al resto de las nuevas locomotoras, se solicitaron 78 locomotoras más, en las que se mejoraron los motores y se incluyeron algunos componentes tecnológicos que mejoraban el rendimiento de la locomotora. Algunas unidades de estas nuevas locomotoras fueron preparadas para circular a una velocidad máxima de 140 km/h e incluso algunas tienen bogies para circular en ancho UIC.

En el año 2006, Renfe Operadora firmó un acuerdo con el Gobierno de Argentina para la venta de varias locomotoras de las subseries 319.2 y 319.3, con el fin de modernizar y aumentar su flota. A mediados del año 2007, llegaron a Argentina las primeras locomotoras, siendo desembarcadas en el puerto de Dock Sud (Avellaneda, provincia de Buenos Aires), junto con unidades de la serie 593 ("Camellos") y varios coches de pasajeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario